lo último | número 1

Estrenamos otra nueva sección que también veremos los viernes compartiendo espacio con explorando (ya veréis que este día será el de los posts fijos). Se trata de lo último, un repaso por cosas que he visto, leído, o hecho.

No es más que una mezcla de varios posts diferentes que habéis podido ver en el blog a lo largo de los años. Por un lado, el resu-mes, donde os contaba cómo me había ido el mes; por otro, el de libros y series, y también los fechazos. Tener tantos posts con contenidos más personales me parecía un poco aburrido, así que los he unido todos en esta nueva sección. En ella, haré repaso, como su propio nombre indica, de lo último: que he hecho, leído, visto, probado, usado, comprado…  Un resumen a lo bestia de un montón de cosas diferentes entre las que seguro que encuentras algo que te interesa.

Puesto que tengo mucho contenido acumulado, estos primeros meses haré un poco de trampa y dosificaré las cosas que contar. Cuando ya vuelva a la rutina real, será realmente “lo último” de ese mismo mes.

Así que no me enrollo más porque va a ser un post largo, ¡y espero que te guste!

lo último… en series

Desde la última vez que hice un post de series, tengo apuntadas 30 y pico nuevas que he visto (y seguro que se me ha olvidado anotar alguna). No sufras que hoy no te voy a hablar de las 30, solo de algunas al azar.

Merlí es de esas series que tenía de forma permanente en la lista de pendientes. Me la topé por Netflix y le di oportunidad. Y la verdad es que me gustó mucho, mucho. También me vi el spin off the Movistar, Sapere Aude.

La verdad es que he tenido que buscar qué serie era Hunters al verla apuntada en la lista. Es entretenida y se deja ver, aunque en ocasiones se inspira demasiado en Tarantino. El final es un poco WTF. En Amazon Prime.

The Bold Type es una de esas series “femeninas” (por llamarlo de alguna manera) muy ligerita y apañada para ver de fondo. Sin más trascendencia. En Prime Video.

Mi chico y yo nos topamos con esta serie, Desviados, y nos sorprendió que nunca hubiéramos oído hablar de ella y tuviera 4 temporadas. Nos reímos mucho en la primera, aunque luego pierde fuelle. Pero claro, también es cierto que nos la vimos del tirón. En TNT.

La línea invisible es una miniserie sobre los orígenes de ETA, que nos pareció muy interesante y creo que está muy bien hecha. En Movistar.

Durante el confinamiento también caímos rendidos ante el documental del año, Tiger King, o, como yo lo llamo: lo p*** locos que pueden llegar a estar los americanos. En serio, es delirante y hay que verlo. Lo tenéis en Netflix.

También caímos rendidos ante Community, una de esas series de culto que teníamos pendientes. Aunque, como suele pasar con estas series de humor, pierde fuelle al final, merece la pena verla. Y darle una oportunidad unos capítulos más, porque tarda en arrancar. La tenéis en Netflix.

Soy muy fan de Mindy Kaling y por eso estaba deseando ver su última creación, Yo nunca. Una de esas series sobre adolescentes de las que soy muy fan cuando están bien hechas y se disfrutan. Este es el caso. En Netflix.

Madres trabajadoras es otra serie que he disfrutado. Con protagonistas mujeres en situaciones realistas y en el que podemos vernos reflejadas (bueno, yo menos, que no soy madre). Genial para una tarde tranquila o para ver mientras hacemos otras cosas. En Netflix.

Muertos para mí es una de esas series que no entiendo por qué no es más famosa. Está super bien hecha y engancha desde el minuto uno. Sus protagonistas me encantan. En Netflix.

Special me pareció muy tierna y además se ve en un suspiro porque sus capítulos son muy cortos. Perfecta para una tarde de domingo. De Netflix.

También tierna, Love Life es una tradicional comedia romántica hecha serie. Se ve muy bien, la recomiendo. En HBO.

Por qué matan las mujeres, de HBO, la he disfrutado de principio a fin. Las decoraciones, los estilismos, las protagonistas, las tramas… Bebe mucho de Mujeres Desesperadas, una de mis series favoritas, así que supongo que eso se nota.

No me he leído el libro homónimo, pero la miniserie Pequeños fuegos por todas partes me ha gustado. Es cierto que es un poco lenta, pero yo la disfruté, y creo que me estoy haciendo cada vez más fan de Reese Wintherspoon. En Prime Video.

Y para que veáis que no es todo drama y comedia romántica, también hemos visto Cobra Kai. Yo no soy demasiado fan de Karate Kid, pero reconozco que con esta serie me lo he pasado muy bien y me flipa el concepto de que continúen la saga con los mismos actores y personajes tantos años después. En Netflix.

Westworld la tenía pendiente desde hacía mucho, así que nos pusimos a ello. El concepto me parece muy interesante, y la primera temporada es tremenda. Luego fue perdiendo un poco mi interés, pero aún creo que hay que verla. En HBO.

Teníamos ganas de ver White Lines, más que nada porque mi chico participó en algunas cuestiones de logística durante el rodaje en Almería y por eso sabíamos de su existencia desde hacía mucho. Es de esas series con participación española que “se nota cuando tienen dinero”, y se ve fácil, aunque el cambio de idioma constante es un poco pesado. En Netflix.

Yo no soy demasiado fan de los libros de Elisabet Benavent. He leído algunos, pero no son mi estilo. No he leído la saga de Valeria. Por eso me enfrentaba a la serie totalmente neutral. Y, tendiendo en cuenta además que parece ser que se han desviado mucho de la historia original, teniendo un producto de mujeres jóvenes, en Madrid, y con mucho presupuesto, podían hacer algo mejor. Sin más. En Netflix.

Y como digo, tengo muchas más series de las que hablar… Pero me las guardo para la próxima entrega, porque seguro que no me va a dar tiempo a ver tantas 😛

lo último… que he leído

La verdad es que, para todos los meses que han pasado desde la última vez que hablé de libros, no tengo tanto acumulado. Y es que, a pesar de todos los ratos muertos, lo cierto es que durante el confinamiento no leí mucho. Cosas de concentración y la cabecita dando vueltas todo el rato 😉

La verdad es que no sé cómo me topé con Capucchino Commotion de Rosa Navarro, supongo que con alguna crítica que me lo puso por las nubes y me dio ganas de comprarlo. Me dejó bastante tibia y me arrepentí mucho de haberlo hecho 🙁

Objetivamente reconozco que Tigres de Cristal de Toni Hill es un buen libro. Subjetivamente, me costó horrores terminarlo y no conseguí engancharme. Supongo que no era mi momento para leerlo.

La Joven Ahogada de Caitlín R. Kiernan lo tenía en el Kindle desde que Dina lo recomendó en el alguno de sus vídeos, hace ya unos años. Lo leí durante el confinamiento y es un libro raro de narices del que creo que entendí la mitad. Aun así entiendo la fascinación de mucha gente por esta historia.

El Odio que das, de Angie Thomas, es un libro recomendadísimo desde que se publicó en 2017 y de hecho lo han adaptado al cine (aún no la he visto). Le di la oportunidad, y es cierto que se deja leer bien, aunque tampoco me entusiasmó.

Me gusta cada vez más Sara Mesa y Cara de Pan es una historia muy corta pero de esas que te llegan al corazoncito y de la que te acuerdas aún mucho tiempo después.

Otro de los motivos por los que he sumado tan pocos libros a la lista de este año ha sido El Jilguero, de Donna Tartt. Lo tenía siempre en el número 1 de pendientes, como todos los demás libros de la autora, pero su número de páginas siempre me echaba para atrás. Por fin me animé en el confinamiento, y qué decisión más buena. Disfruté desde la primera hasta la última página. No sé por qué tardé tanto. Ahora voy a tener que ponerme las pilas con los demás libros.

Después de El Jilguero necesitaba uno de esos libros que te enganchan enseguida y no puedes soltar: novela negra. No es que sea muy fan de este tipo de libros, pero sí de Juan Gómez Jurado, así que recurrí a Loba Negra. Me lo empapé, como su antecesor.

Si El Jilguero era el número 1 de mi eterna lista de pendientes, Cómo ser mujer de Caitlin Moran era el número dos. Me gustó, claro que sí, pero había leído tantas cosas buenas de él que me esperaba algo más.

Y ya llegó un punto del confinamiento en el que mi cuerpo me decía que o leía a Harry Potter o dejaba de leer nada más. Así que le hice caso. Cada año me leo uno, con los nuevos ilustrados que sacan en Navidad, y tocaba El Cáliz de Fuego. Como siempre lo disfruté una barbaridad. La verdad es que si hay alguien que aún no se ha leído la saga, lo envidio muchísimo porque tiene la oportunidad de disfrutarla entera de cero.

Tengo unos cuantos más… Pero, de nuevo, hago trampas y me los guardo para el siguiente post, que si no, no vamos a tener de qué hablar 😛

lo último… que he visto

No solo de series vive una. A veces también veo películas. Aunque he de reconocer que menos de las que me gustaría. Y también reconozco que la mayoría de las veces se me olvida apuntarlas y luego no me acuerdo de ellas. Pero voy a hacer el esfuerzo con algunas que me vengan a la cabeza.

Mientras dure la guerra, de Amebábar… ¿Está bien hecha? Sí. ¿Bien interpretada? Sí. ¿Merece sus premios y nominaciones? Sí. ¿Me enganchó? Pues mira, no. Es que a mí la temática Guerra Civil, aunque entiendo que da para mucho y es parte de nuestra historia, me aburre al 99%. Pero como a mi chico le encantan, me las trago todas 😅

Con La trinchera Infinita podría escribir exactamente las mismas palabras que en el párrafo anterior, así que BIS.

Infiltrado en el KKKlan es una de esas películas fáciles de ver para un sábado por la tarde, y que entretiene. Me gustó.

Aún no había visto Green Book y no sé por qué tardé tanto. Me pareció muy genial.

De repente todo el mundo en el confinamiento hablando de El Hoyo. Creo que no aguanté más de media hora. No estoy yo en esta vida para sufrir viendo películas. Qué cosa más desagradable.

Soy muy fan de Daniel Sánchez Arévalo y, aunque creo que Diecisiete es de sus películas más flojitas, aun así la disfruté mucho. Pero es que a ver, cualquier historia con perretes de por medio me gana el corazoncito.

Desde adolescente me encanta Agatha Christie, y caí rendida a los pies de Puñales por la Espalda. Una peli que homenajea los clásicos libros de misterio, con una estética maravillosa y una puesta en escena genial. La disfruté mucho.

Estafadoras de Wall Street es una de esas películas a las que le sobra un 30% de tópicos típicos, pero aun así se deja ver en una tarde tonta.

Y me vais a perdonar pero… Cuando terminé El Cáliz de fuego, tenía dos opciones: o empaparme de todos los demás libros y, por tanto, dejar de leer otra cosa para el resto del año, o hacerme una maratón de películas de Harry Potter y así quitarme el mono. Opté por la segunda, con las dos de Animales Fantásticos incluidas. No tengo remedio.

Tengo algunas más apuntadas, pero como me conozco y soy capaz de no ver ninguna más hasta la próxima entrega, me lo guardo. No obstante, me quiero obligar a ver más pelis.

lo último… que he hecho

En este punto del post llegamos a una mezcla de cosas varias que he hecho. Obviamente en estos meses se acumulan varias cosas que contar, y me intentaré quedar con lo mínimamente interesante o práctico. Tranqui, que tampoco voy a convertir esto en un diario.

Durante el confinamiento hice pan. Consiguiendo primero mi propia masa madre desde cero. Me encantó vivir la experiencia. Con deciros que me metía por la noche la masa madre en la cama para que tuviera calorcito… 😅 He de confesar que cuando acabó el confinamiento me olvidé un poco de ella, no la alimenté, y el otro día la tuve que tirar. ¡Volveré a intentarlo! Para conseguirlo, seguí todos los tutoriales de Iban Yarza.

En general, he disfrutado muchísimo de mi patio y he agradecido muchísimo tener un espacio así con todo lo que hemos vivido este año.

También decidí pegarme el capricho del año: suscribirme a los ramos viajeros de Floritismo. Me costó animarme, porque, no nos vamos a engañar, es un dinero (las flores en general no son baratas) pero cada vez que llega un ramo me alegra el día, así que ha merecido la pena.

Mi querida Esther Gili ilustró nuevo libro, El Escritorio de Emily Dickinson, escrito por David Aceituno y editado por Astronave. Una delicia.

Me he comprado muchas plantas y, como os conté aquí, he encontrado MI vivero favorito, Entrecactus.

En cuanto se pudo, visité la Alhambra, y, general, estoy gozando de mi ciudad, como buenamente se puede, más que nunca.

La ilustradora Iru Expósito necesita dinero para una operación importante, y lanzó una oferta de retratos personalizados. Son súper baratos y muy geniales, ya le he encargado un par. Tienes toda la info en su Instagram.

He aprendido a preparar una hamburguesa perfecta. Vamos, que hasta el pan lo hago yo. Ya que me la como… Que al menos sea lo más saludable y natural posible.

Y también he podido disfrutar de los primeros conciertos, respetando todas las medidas de seguridad. Porque hay que seguir apoyando a la cultura, ahora más que nunca.

Una de las cosas más importantes que he hecho estos meses ha sido lanzar #miagendainteractiva, de la que estoy tremendamente orgullosa. Ya estoy trabajando en la anual.

Me he pasado todo el verano haciendo pulseras de cuentas. Creo que no supero eso de tener ya 31 años 😅

En cuanto se pudo salir, compré pintura y puse una pared del salón de verde. Ahora lo estoy cambiando todo enterito con muebles nuevos. Ya os enseñaré.

Seguro que la próxima vez tengo menos cosas que contar.

y lo último… una canción

Cerraré este post con una canción que haya escuchado mucho en las últimas semanas.

Y la que he tenido una y otra vez en bucle durante todo el verano es esta, que no es nueva nueva, pero es que la amo mucho:

¡Espero que os haya gustado esta nueva sección!

Yo estoy exhausta de tanto escribir 😛 Prometo que la próxima vez será más breve.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Puede que también te guste...

13 Responses

  1. De todas las series sólo conozco “Community”, que empecé a ver hace años, pero no pasé de unos cuantos capítulos porque me puse con otra. Tengo pendiente volver a empezarla y, esta vez sí, terminarla.

    He anotado algunos de los libros que recomiendas. A mí me pasó al revés: durante el confinamiento devoraba los libros y sin embargo ahora olvido ponerme a leer.

    Coincido en que “Green Book” y “Puñales por la espalda” son geniales. Del resto he visto algunas, pero no me marcaron tanto.

    Madre mía esa hamburguesa, Carmen… ¡Le pegaba un bocao ahora mismo! Yo soy más de pizzas, pero opino lo mismo que tú: si me voy a zampar una pizza, pues que sea casera.

    La canción ya la había escuchado alguna vez, pero no la tenía localizada, así que… ¡Gracias, porque me mola bastante!

    Un post intenso, pero lleno de recomendaciones y cosas interesantes. Me ha encantado. 😀

  2. Aquí me tienes con la boca abierta con este pedazo de post que te has marcado y apuntando como las locas las recomendaciones.
    Genial q te haya gustado El jilguero, ya verás con El secreto, te vas a caer de culo jajajaja
    Besoooo

  3. Coincido totalmente con la peli el Hoyo!!!
    Feilicidades por el post, brutaaaaal!!!!! recomendaciones interesantes que les voy a echar un ojo!!!
    Gràcias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Loading para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.

¡Hola! Me llamo Carmen y esto es el blog de MLC Estudio, un lugar lleno de decoración, craft, diseño, y sobre todo cosas bonitas. ¡Espero que disfrutes tu visita!

¿qué buscas?

¿algo más?

El mail del lunes

Cada lunes envío una newsletter en la que cuento novedades, hago repaso de todos los contenidos que he publicado a lo largo de la semana, y también envío promociones, descuentos, imprimibles y otras sorpresas exclusivas.

café en mano, te cuento mi vida y me pongo al día contigo de todo lo que ha pasado esa semana. ¿te apuntas a recibirlo?

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Active Campaign y Loading, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad
Categorías