analizando los catálogos de Ikea desde 1950

Este año el catálogo de Ikea ha cumplido 70 años. Si aún no lo has visto, puedes hacerlo online o pasarte por alguna de sus tiendas y recogerlo en papel. Este año no lo van a enviar a las casas para ahorrar papel y por las circunstancias del covid-19.

Pero de eso no es de lo que os quería hablar hoy. Porque, en lugar de ver novedades, vamos a escarbar en el baúl de los recuerdos. Y es que hace unas semanas descubrí la existencia de la web Ikea Museum, en la que tienen subidos los catálogos desde 1950. Yo soy súper fan de Ikea, y si sigues el blog desde hace tiempo ya lo sabrás (de hecho colaboro con ellos con frecuencia). Enseguida me puse a empaparme de todos, y no exagero si os digo que me tiré HORAS mirando catálogos antiguos. Este descubrimiento me encantó tanto que supe enseguida que tenía que dedicarle un post. Y no, no es patrocinado ni nada, es simplemente porque me parece auténtica arqueología, una auténtica delicia y hay joyas y curiosidades geniales.

En un principio mi idea era elaborar un listado de muebles que ya están descatalogados y que me encantaría que volvieran, pero finalmente iré un poco más allá y comentaré un poco todo: cosas que me gustan, objetos curiosos, productos que se han perdido, etc. Aunque, por supuesto, sostengo que hay algunas joyitas que ojalá vuelvan, aunque sea en edición limitada. ¿Sabías que hoy en día hay muebles de Ikea súper valorados y que valen miles de euros de segunda mano? Quién sabe, igual esa mesa que te compraste vale una pasta dentro de unos años 😝

En Pamono, web de venta de mobiliario vintage, podemos ver algunos de esos tesoros de Ikea y su precio de venta

De hecho, en el catálogo de este año, han hecho homenaje a algunos de esos muebles emblemáticos que ya no tienen a la venta, y se cuelan en los diferentes escenarios entre sus páginas. Algunos de ellos son la silla ÖGLA, la cajonera STURE, la lámpara CIRKEL, el sillón POANG… Auténticos iconos del diseño escandinavo, del de verdad, no de ese todo-blanco-y-color-pastel.

Arriba, imágenes del catálogo de este año. Las de abajo corresponden a páginas antiguas.

He de decir que, de todos, mis favoritos son los de los años 80. Porque sus páginas están cargaditas de plantas, de muebles de mimbre y de ratán, y también vemos algunos de los diseños que hoy en día siguen en su catálogo. El tema plantas en concreto me ha llamado mucho la atención, porque hay páginas y páginas dedicadas a soportes, maceteros, pedestales… Y aunque ahora vuelve a haber bastantes opciones (porque las plantas están de moda… Eso es así), hace unos años apenas se encontraba nada. Y me resulta muy curioso ver cómo algo tan sencillo como tener una planta también tiene sus ciclos en el mercado y sus momentos.

Mimbre, ratán y plantas, mi combinación favorita del mundo

La primera tienda de Ikea en la península ibérica se abrió en 1996, pero es muy curioso ver en los catálogos de los 70 o los 80 muebles que hoy vemos en casa de nuestros padres o abuelos. Y no es que sean los mismos, sino que al final son modas, estilos, y eso siempre ha sido global.

Y es que más allá de los muebles en sí, lo que me ha gustado de este repaso a los catálogos es que me parece un experimento totalmente sociológico. Porque en los productos de la época se aprecia la forma de vivir de ese momento, cómo evolucionan las familias, las costumbres, etc. Por ejemplo vemos páginas cargadas de muebles pensados para colocar el tocadiscos y almacenar los vinilos. Hoy en día lo que impera es el mueble de la tele.

Pero esa “evolución de costumbres” lo que más me ha llamado la atención es lo siguiente: en los catálogos de los 70 y principios de los 80 se ven muchas propuestas de camas “de matrimonio” (aunque no me gusta llamarlas así) consistentes en dos camas de 90cm unidas. Pero conforme pasa el tiempo, se va dando pie a camas únicas, y cada vez más pequeñas, hasta llegar a las de 1,35cm de los 90 y 2000. Entiendo que va ligado a que las casas son cada vez más pequeñas, pero… A mí me parece horroroso. Es decir, si tu dormitorio es pequeño, aunque tenga que estar la cama pegada a la pared, una cama de 1,80 es lo mejor del mundo. Nosotros compramos una el año pasado, y de hecho, la única de dos camas de 90 unidas que tiene Ikea ahora mismo en el catálogo (ESPEVAR) y es una de las mejores decisiones que hemos tomado nunca. ¡Muerte a las camas pequeñas!

Y sí, la cosa va de gustos, Ikea no es tonta y supongo que se van adaptando a las necesidades del mercado. Pero cuando vi esta página doble llena de láminas e ilustraciones maravillosas, pensé… ¿¿¿en qué momento esto dejó de gustar y la gente quiso poner en su casa fotos de taxis de Nueva York???

En cuanto a muebles curiosos, me ha llamado la atención esta propuesta que se repite a lo largo de los catálogos de muchos años: esta especie de banco con “hueco”, que aquí veis con plantas (of course, mi apuesta segura) pero en otras fotos se ve ordenando vinilos, con un radiocasete, con un cojín súper mullido, con libros… ¿Lo pondrías a día de hoy en tu casa?

Si cuando digo que mis favoritos son los de los 80… Mirad esta página de 1983, cuando, de repente, Ikea estaba llena ¡de cestería! ¿Quién lo iba a decir? Que hoy en día si decimos cesta+Ikea a todas se nos viene a la cabeza la misma. Pero lo que realmente me gusta de esta imagen es… ¡Esos biombos! Jamás en la vida he echado en falta tener uno porque nunca me han parecido de mucha utilidad, pero a ese seguro que le buscaba alguna 😛

Otra cosa que me ha llamado la atención es la amplia oferta de caballetes, patas y tableros. Hoy en día encontramos algunos, sí, pero más enfocados a escritorios y con diseños bastante sencillos. ¡Antes había muchísimas alternativas, hasta tableros redondos! 

Y en general, más allá de curiosidades puntuales, os voy a enseñar algunas capturas de muebles u objetos que me han encantado. Ya veréis que mis ojitos siempre se van a las plantas, los muebles de pino y los sillones. ¡No tengo remedio! Y esa estantería baja de rejilla metálica también me tiene loquita 😍

Y esta foto… Porque es un escaneado y la calidad se pierde, pero ¿a que te lo creerías si te digo que es del catálogo de este año? ¡Pues es de 1983!

En definitiva… Señores de Ikea, si os encontráis alguna vez por un almacén un mueble antiguo y no sabéis qué hacer con él, ¡yo lo acojo encantada de la vida! Desde hoy me he vuelto muy fan del concepto “muebles vintage de Ikea”, ¡ojalá más reediciones!

¿Qué te ha parecido? ¡Yo me lo he pasado pipa haciendo este post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Puede que también te guste...

8 Responses

  1. Guau! Me ha encantado este post! Ojeé la web cuando la compartiste en Instagram pero ni mucho menos he podido dedicarle el tiempo que le has dedicado tú, y me ja encantado ver este resumen. La verdad es que había verdaderas joyas que mataría por tener ahora mismo!!! A ver si se corre la voz e Ikea hace reediciones de algunas de ellas jajaja

  2. Siempre me han hecho mucha gracia los catálogos antiguos de Ikea. Son como una mezcla de ambiente viejunísimo y muebles que perfectamente podríamos tener hoy en día en casa. Lo que más me ha gustado es ese momento cestas por doquier, aunque a las estanterías de pino de la última foto tampoco les haría ascos. 😛

  3. Perdona!?!?!?!?! Pero, pero, pero, qué maldita maravilla es esto y por qué no está todo el mundo hablando de este post!?!?!?!?
    IMPRESIONANTE me quito el sombrero!!!
    Beso

  4. Me acuerdo de cuando decoré mi apartamento con accesorios de Ikea y cuando veia las series de televisión del momento aparecian en ellas todas las láminas que tú te habias comprado, los maceteros y adornos varios jajaja…
    Más Post como este!!!!!
    Thanks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Loading para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.

¡Hola! Me llamo Carmen y esto es el blog de MLC Estudio, un lugar lleno de decoración, craft, diseño, y sobre todo cosas bonitas. ¡Espero que disfrutes tu visita!

¿qué buscas?

¿algo más?

El mail del lunes

Cada lunes envío una newsletter en la que cuento novedades, hago repaso de todos los contenidos que he publicado a lo largo de la semana, y también envío promociones, descuentos, imprimibles y otras sorpresas exclusivas.

café en mano, te cuento mi vida y me pongo al día contigo de todo lo que ha pasado esa semana. ¿te apuntas a recibirlo?

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Active Campaign y Loading, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad
Categorías

Más de 100 imprimibles para ti

Si has llegado hasta aquí buscando un imprimible o un recurso molón, agárrate a la silla. Porque si te suscribes recibirás un lote con más de 100 imprimibles exclusivos que no han sido publicados en el blog. ¡Solo para ti!

Más de 100 imprimibles para ti

Si has llegado hasta aquí buscando un imprimible o un recurso molón, agárrate a la silla. Porque si te suscribes recibirás un lote con más de 100 imprimibles exclusivos que no han sido publicados en el blog. ¡Solo para ti!

Más de 100 imprimibles para ti

Si has llegado hasta aquí buscando un imprimible o un recurso molón, agárrate a la silla. Porque si te suscribes recibirás un lote con más de 100 imprimibles exclusivos que no han sido publicados en el blog. ¡Solo para ti!