Cómo quitar gotelé de las paredes

Hoy vamos a hablar de un gran enemigo común de muchas de las casas de España y de cómo acabar con él: vamos a hablar de cómo quitar gotelé de las paredes. Como igual sabrás, a finales del año pasado nos compramos una casa (la casa de mis padres de toda la vida) y hemos estado inmersos en reforma, mejoras, decoración, y en definitiva en ir haciendo hogar.

Algo que teníamos muy claro desde el principio es que queríamos quitar el gotelé para actualizar un poco la casa y que estuviera más moderna. Y es, sin duda, una de las cosas por las que más me preguntáis por Instagram cuando enseño algo de la casa. Porque lo hicimos de forma “amateur”. Bueno, ciertamente no lo hice yo, sino mi hermano con unos amigos, que tenían algunas nociones, pero ninguno es profesional y yo estuve en todo momento así que, sin más, os voy a contar cómo se hizo y si merece la pena.

¿Qué tener en cuenta antes de quitar el gotelé tú mism@?

Antes de empezar en faena, deber tener presentes varios puntos:

  • Es una tarea que requiere mucho tiempo y paciencia, no creas que vas a hacerlo en un día. Además hay que respetar tiempos de secado.
  • Mancha muchísimo, aunque este es un punto que ocurrirá tanto si lo haces tú como si lo hace un profesional.
  • Aunque es algo mecánico y no es complicado, sí que es necesario tener ciertas nociones. Si no has cogido en tu vida una brocha o una llana, igual no es para ti.
  • El gotelé, aunque en una época se pusiera de moda, se creó para cumplir una función: ocultar los defectos de las paredes. Igual cuando lo quites te llevas una sorpresa.

¿Qué formas hay de quitar el gotelé?

Para quitar el gotelé hay diferentes formas, y decantarse por una otra dependerá de diferentes factores.

  1. Con agua y espátula. Si buscas “cómo quitar gotelé de las paredes” en Google, encontrarás muchas referencias a esto, y parece hasta fácil. Pero la realidad es que esto casi con toda seguridad no puedas hacerlo. Y es que es una técnica válida para paredes de temple. Pero en el momento que a esa pared se le haya aplicado pintura plástica por encima (que es lo más habitual), te va a ser casi imposible rascar el gotelé con una espátula. En nuestro caso, esta técnica no la pudimos llevar a cabo porque había plástica en las paredes.
  2. Con masilla cubregotelé. Existen masillas que vienen ya listas para usar y que, simplemente con una llana o una espátula, puedes usarlas para cubrir el gotelé. El resultado es bueno, pero los botes no son precisamente baratos, y además necesitarás varios. Así que me parece una buena solución para una habitación pequeña o, por ejemplo, un pasillo, si no quieres complicarte la vida. Pero si, como en nuestro caso, vas a hacer la casa entera (encima una casa con tres plantas y sus correspondientes escaleras) no es una opción viable económicamente, te sale más barato contratar a un profesional.
  3. Con lijadora y plaste. Es la técnica que nosotros utilizamos y que te voy a detallar a continuación. Básicamente, lo que se hace es eliminar el máximo posible de gotelé y luego enlucir con plaste.

¿Cómo quitar gotelé de las paredes?

Como he mencionado, nosotros utilizamos la tercera técnica, que aúna lijadora y plaste. Es más laborioso pero ahorra muchísimo en plaste. Para ello necesitamos:

Una lijadora de pared

O lijadora “jirafa”. No, con la típica lijadora de mano para madera no vale (la romperás). Hace falta una específica de pared. Aquí no hace falta que invirtáis mucho. Nosotros compramos una de menos de 100€, tipo esta, y nos dio de sobra para toda la casa (y ahí la tenemos, que sigue funcionando perfectamente).

Un aspirador industrial

Vas a llenar la casa de polvo, es inevitable. Pero enchufar un aspirador va a reducir mucho las consecuencias. Nosotros utilizamos este de Brico Depot. Hay muchas opciones, también en Amazon. Pero te recomiendo que elijas uno para el que tengas facilidad de comprar filtros si se obstruyen (en plan – voy a la tienda en un momento y compro), porque si no te va a paralizar el trabajo en caso de necesitarlo.

Lijas buenas

Ya veis que nosotros tanto para la lijadora como para el aspirador nos fuimos a la opción más barata. Eso sí, en lo que invertimos fue en la lija. Las aspiradoras suelen venir con las típicas de “arena”, pero con esas no harás nada. Te recomiendo una lija de calidad, de malla metálica, con la que rendirás muchísimo más y el trabajo será mucho mejor. Nosotros las encontramos en la tienda de pinturas donde fuimos comprando todos los materiales (ni en ferreterías ni en Leroy Merlin ni en Brico Depot).

Protecciones

Una mascarilla, unas gafas, y unos tapones para los oídos serán muy prácticos cuando empieces a levantar polvo y a quitar gotelé.

Mi hermano, en pleno proceso de quitar gotelé
También cambiamos las ventanas y por eso hay mortero, pero si os fijáis, a la izquierda se aprecia el gotelé quitado

Con estos elementos, ya tenemos suficiente para empezar a quitar el gotelé de las paredes. La clave es quitar el máximo de gota posible, pero en este punto no lo vamos a dejar liso liso, así que tampoco hay que volverse locos. Por ejemplo, si en la foto te fijas, como las paredes estaban pintadas de crema, se ve que hemos quitado las puntas del gotelé (y ahora hay motas blancas), pero no hemos lijado hasta quitar toda la pintura de toda la pared.

Cuando ya hemos quitado las gotas de gotelé, ahora queda la segunda parte: enlucir. Para ello, necesitamos:

Plaste o masilla

Aquí, cuando vayas a cualquier tienda a comprar, te vas a encontrar con que hay dos tipos: de renovación (más gruesa) y de terminación o alisado (más fina). Además verás que la venden lista para usar (como la que mencionamos arriba para cubrir directamente el gotelé), y en polvo para mezclar tú. Obviamente, la que viene en polvo es más barata, pero hay que mezclarla. Es la que nosotros usamos.

En cualquier caso, la gruesa es más difícil de manejar y necesita varias capas para conseguir un alisado perfecto. Pero si has lijado suficiente, lo más normal es que con solo una capa de masilla fina (de terminación) tengas suficiente para conseguir un resultado óptimo.

Herramientas

Para aplicarla, necesitarás llana y espátula. Y obviamente si optas por la versión en polvo necesitarás un cubo, agua, y, muy recomendable, un mezclador de los que se enganchan al taladro para hacer la mezcla más fácil.

Habitación ya enlucida, antes de pintar

¿Y qué hay que hacer al enlucir?

Pues, básicamente, terminar de cubrir los pequeños huecos que hayan quedado del gotelé, y conseguir una pared lo más lisa posible. Un truco: a la luz del día todo se ve muy bonito. Pero, a oscuras, utiliza un foco o una linterna para iluminar las paredes, y verás cómo aparecen todos los desperfectos. Así podrás conseguir un acabado mucho más perfecto.

En nuestro caso prácticamente en todas las paredes bastó con una sola capa de plaste fino. Pero si hay que echar más de una, hay que respetar muy bien los tiempos de secado entre una capa y otra (y antes de pasar al siguiente punto). Aquí también influye el clima: en invierno tardará antes que en verano. Puedes ayudarte de un ventilador potente para acelerar el proceso.

¿Y qué pasa si aparecen muchos desperfectos?

Como he dicho más arriba, el gotelé no es solamente estético, durante mucho tiempo se ha utilizado para disimular desperfectos en las paredes: desniveles, socavones… Si al quitarlo te encuentras con que tus paredes están muy lejos de estar lisas, entonces vas a necesitar masilla de renovación (de la gruesa) y bastante paciencia para alisarlo todo. Conozco un caso en el que, cuando quitaron el gotelé, se encontraron con unas paredes tan irregulares que al final tuvieron que forrar toda la casa de paredes de pladur para poder disimularlo.

Y después de enlucir…

¡Toca pintar!

Pero antes tenemos que fijar bien todo el plaste para que luego no haya sorpresas. Aquí, de nuevo, tenemos dos opciones: podemos invertir en un fijador, que hará que toda la superficie se quede muy firme. O (truco de pintores) podemos dar una primera capa de pintura plástica muy diluida en agua y dejar secar muy bien. La pintura se impregnará en todos los poros y así la masilla se quedará en su sitio.

Después, ya pintamos de forma habitual como queramos. Esto no tiene ninguna ciencia, pero aquí tienes un post de consejos para pintar paredes por si acaso.

¿Merece la pena hacerlo tú?

Como he dicho arriba, realmente no lo hicimos ni mi chico ni yo. Lo hicieron mi hermano y un par de amigos más. A los que al final les hicimos un “buen regalo” en agradecimiento. Yo, solita, con mis manos, no me habría metido en ello. Pero sobre todo porque estamos hablando de una casa con tres plantas, en la que, por ejemplo, para las escaleras hubo que poner andamio. Para mí eran palabras mayores.

En un piso pequeño, pues quizás es una tarea más asequible y el ahorro con respecto a contratar a un profesional va a ser grande. O, si es solo una habitación, pues sí. En cualquier caso, hay que tener en cuenta también que nosotros aprovechamos para hacerlo un inicio de reforma, y aún no nos habíamos mudado, por lo que el tiempo que tardásemos, y la suciedad, no eran problema porque no íbamos a vivir allí mientras tanto.

Ahí cada persona tiene que valorar sus capacidades, su tiempo, y su paciencia.

Pero desde luego, sea por profesional o DIY, para mi gusto, quitar el gotelé merece mucho la pena. La casa se ha modernizado muchísimo y está mucho más actual. ¡Es un cambio increíble!

Puede que también te guste...

3 Responses

  1. No tenía ni idea de que el gotelé se había inventado por el tema de los desperfectos. La casa de mis padres lo tenía, pero hace poco lo quitaron. Las casas en las que he vivido luego han sido todas gotelé-free y yo que me alegro. Aún recuerdo cuando quería pegar pósters en las paredes y se quedaban los puntitos marcados 😂

  2. Hace dos años me casé y mudé de casa, antes la remodelamos porque era triste, oscura y medio fea. Acá en México ese acabado se llama tirol y estaba en todos los muros y los techos y lo odio porque además de verse viejo, guarda polvo. Hicimos algo parecido a lo que describes, solo que nosotros no lijamos al inicio, solo colocamos la pasta (esposo y yo) y luego lijamos. Fue un proceso horrible, tardado, cansado y no lo volveré a hacer nunca en la vida. Nos daba la noche entre el polvo blanco, aunque usamos aspiradora. Afortunadamente, como contigo, la casa estaba vacía y fue fácil limpiar después. Nos animamos porque solo es un nivel y cuatro habitaciones. El resultado no fue una pared completamente lisa, sino que tiene algunos huequitos y ya con pintura se ve bastante bien, hasta tiene cierta personalidad y nos recuerda esos días de mucho trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Loading para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.

¡Hola! Me llamo Carmen y esto es el blog de MLC Estudio, un lugar lleno de decoración, craft, diseño, y sobre todo cosas bonitas. ¡Espero que disfrutes tu visita!

¿qué buscas?

¿algo más?

El mail del lunes

Cada lunes envío una newsletter en la que cuento novedades, hago repaso de todos los contenidos que he publicado a lo largo de la semana, y también envío promociones, descuentos, imprimibles y otras sorpresas exclusivas.

café en mano, te cuento mi vida y me pongo al día contigo de todo lo que ha pasado esa semana. ¿te apuntas a recibirlo?

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Active Campaign y Loading, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad
Categorías

Más de 100 imprimibles para ti

Si has llegado hasta aquí buscando un imprimible o un recurso molón, agárrate a la silla. Porque si te suscribes recibirás un lote con más de 100 imprimibles exclusivos que no han sido publicados en el blog. ¡Solo para ti!

Más de 100 imprimibles para ti

Si has llegado hasta aquí buscando un imprimible o un recurso molón, agárrate a la silla. Porque si te suscribes recibirás un lote con más de 100 imprimibles exclusivos que no han sido publicados en el blog. ¡Solo para ti!

Más de 100 imprimibles para ti

Si has llegado hasta aquí buscando un imprimible o un recurso molón, agárrate a la silla. Porque si te suscribes recibirás un lote con más de 100 imprimibles exclusivos que no han sido publicados en el blog. ¡Solo para ti!