diy tiradores y mesitas de noche

Hoy os voy enseñar los primeros avances en la decoración del dormitorio, y en concreto cómo he customizado las mesitas de noche y les he hecho unos tiradores DIY. Todo, como siempre, de forma fácil, económica y de lo más resultona. Antes de entrar en faena os cuento un poco:

Aunque llevamos viviendo en esta casa ya dos años, hasta ahora no había hecho nada con respecto a la decoración del dormitorio. No sé por qué, no me sentía inspirada. Todo el cuarto era un conjunto: la cama con el cabecero, las mesitas de noche, una cómoda y los armarios empotrados. Todo en una madera con un color horrible y con láminas traslúcidas. Un estilo que no me va nada. Pero, obviamente, viviendo de alquiler, tampoco puedo dejarme una pasta en cambiarlo todo. Vi la luz cuando se rompió la cama, y al estar unido el cabecero al somier, lo tomé de excusa para quitarlo del medio.

Estas son las fotos del anuncio de la casa en alquiler. No se aprecia bien, pero sí podéis ver el cabecero y lo bajas que eran las mesitas de noche, que en la foto tienen un cojín encima por alguna razón (esas cortinas moradas sí que las quité en cuanto llegué a la casa):

Unos meses después (porque estuvimos unos cuantos con el colchón en el suelo) compramos una cama ESPEVÄR de Ikea de 1,80m, y eso hizo también que sintiera la necesidad de cambiar cosas. Las mesitas de noche que había eran muy bajas y anchas, y no es un dormitorio demasiado grande, por lo que todo quedaba desproporcionado. Así que me dije que en cuanto encontrara unas mesitas que me gustaran decoraría todo, y me puse con la búsqueda activa. Las condiciones eran: mesitas estrechas, altas, bonitas y baratas. Y en tiendas no encontré nada. Bueno, miento, vi estas en Maisons du Monde, que me parecen preciosas, pero qué queréis que os diga, no me gasto yo 270€ en dos mesitas de noche. Aun así, me sirvieron de inspiración y para saber qué buscaba exactamente:

Tras recorrerme varias tiendas (de primera y segunda mano), y no encontrar nada, me puse una alerta en Wallapop, y tras unos cuantos meses de espera, llegó el anuncio que necesitaba: dos mesitas por 10€ cada una. Tenían algunas marcas de uso, pero como mi intención era pintarlas no había problema. La forma es perfecta. En el interior había una pegatina de Ikea, debe ser algún modelo de mesita de noche Hemnes que ya está descatalogado porque en la web no las veo.

Tras una buena limpieza a fondo (ya sabemos que las cosas compradas por Wallapop han podido llegar a vivir cosas fascinantes), procedí a pintar. No me compliqué la vida, y recurrí a la chalk paint. Va muy bien sobre este tipo de laminados y no hace falta mucha técnica. Opté por la línea Chalky Finish de Bruguer y en concreto el color Grafito. Di dos manos, sin preocuparme mucho por tener una cobertura perfecta ya que mi idea era lijar un poco para conseguir ese efecto “desgastado”. Así que con una latita pequeña tuve suficiente. El proceso, si no lo conoces, es muy sencillo: pintar una capa, dejar secar, dar otra segunda capa, secar de nuevo, lijar un poco en algunas partes. Después limpié bien y apliqué un par de capas de cera de acabado transparente de la misma línea de pinturas, para que la chalk paint quede protegida.

En esta foto puedes ver el resultado final, con los tiradores originales:

Los tiradores no son feos, pero no había contraste alguno al tener el mismo color, y quería aportarle un toque más vintage. Así que, después de descartar comprar unos (¿cómo puede ser tan caro una cosa tan pequeña?) opté por hacerlos yo.

Recurrí a un clásico que nunca falla: la pasta de modelar. Ya la he usado en muchas ocasiones en el blog. Es un material que me encanta, es fácil de usar, se seca al aire (no hay que gastar en hornos) y el resultado final es muy resistente.

El proceso es muy sencillo: amasamos un trozo de pasta y lo alisamos bien con un rodillo. Con algún cortador u objeto redondo separamos las partes deseadas (yo usé un tapón de plástico). En mi caso, necesitaba cuatro tiradores. En la parte trasera, pegué los tornillos con pegamento fuerte.

Nota: Asegúrate, antes de nada, de que el tornillo es lo suficientemente largo para atravesar el mueble y que le puedas poner la tuerca en el otro lado. Te lo digo por experiencia 😛

Después, con unas tijeras les hice los dibujos en la parte superior, y los dejé secar apoyados en el tapón. Una vez duros, los lijé bien para eliminar restos e imperfecciones (bueno, bien bien no, tampoco buscaba el efecto ultra-liso) y los pinté. En mi caso, con un spray que tenía por casa, pero también lo hubiera podido hacer perfectamente con pincel y acrílico.

¡Y ya está!

En mi opinión, los tiradores cambian totalmente el aspecto de las mesitas.

Para seguir decorando un poco más el dormitorio, cambié las lamparitas, colocando en la pared las RANARP de Ikea, que me parecen una monada. A modo de tapiz usé un pañuelo de Bimba & Lola que me regaló mi tía. Me parece precioso, y como pañuelo nunca lo usaba, me encantan los colores. Para rematar, colgué en la pared un original de Esther Gili que creo que combina perfectamente con el tapiz. Como ves, mezclo alegremente objetos de tiendas low cost, de segunda mano, reutilizo, y tengo también piezas más especiales. ¡En la variedad está mi perfección!

Aún quedan muchas cosas que hacer en el dormitorio, pero ya he dado el primer paso, y no puedo evitar sonreír cada vez que entro en él y veo este rincón 🙂

¿Qué te parece?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Puede que también te guste...

4 Responses

  1. ¡Me mola mogollón el resultado! Una pregunta que no sé si entendí bien, ¿lijaste las mesillas antes de pintar o aplicaste directamente sobre ellas la primera capa de chalk paint? Gracias 🙂

  2. Me ha encantado como te han quedado ¡Enhorabuena!
    Yo quiero cambiar los tiradores de la cocina pero no estoy para gastos, me ha parecido una gran idea la pasta de modelar pero es que son alargados y no puedo usarla ¡No soy tan mañosa como tú!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Loading para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.

¡Hola! Me llamo Carmen y esto es el blog de MLC Estudio, un lugar lleno de decoración, craft, diseño, y sobre todo cosas bonitas. ¡Espero que disfrutes tu visita!

¿qué buscas?

¿algo más?

El mail del lunes

Cada lunes envío una newsletter en la que cuento novedades, hago repaso de todos los contenidos que he publicado a lo largo de la semana, y también envío promociones, descuentos, imprimibles y otras sorpresas exclusivas.

café en mano, te cuento mi vida y me pongo al día contigo de todo lo que ha pasado esa semana. ¿te apuntas a recibirlo?

Carmen Tébar García será responsable por tus datos, se enviarán a Active Campaign y Loading, para enviar boletines con información, novedades, promoción de productos y/o servicios propios o de terceros afiliados quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad
Categorías